Sesión Mentirosa_____Des-en-Callando

Estamos preparando la última Sesión Mentirosa del curso: Des-en-Callando

Fuera callos de los pies, de los codos, de la cabeza y del corazón. Hay que desencallarse en el solsticio de verano para entrar tersos y suaves en la nueva estación.
Una alternativa cooltureta para una noche sanjuanera donde también saltarás olas, te mojarás los pies y pedirás tu deseo.
¿Pero todavía no sabes que todas esas supersticiones son una mentira?

A esta sesión de danza se une, como siempre, la inauguración de una exposición: ¿Qué hago yo aquí?

Es una exposición colectiva comisariada por Anja Krakoswki. Leer +

Sesiones mentirosas.¿Qué hago yo aquí?

Es harto conocido (o debería serlo) que la relación entre realidad y representación es siempre parcial. El interés que suscita tal relación incompleta reside precisamente en las fisuras que se abren en el proceso de traslación de una dimensión a la otra. Aún así, en la contemporaneidad, la fascinación por el ideal (inalcanzable) de una imagen objetiva, se mantiene con cierta persistencia. Al parecer, la realidad, incluso cuando muestre su lado más feo, nos engancha. Ver aquello que creemos conocer nos reconforta. La ilusión de reconocer nos pone a salvo, aunque sea por un instante, de las subjetividades inquietantes de los discursos y de las creaciones que muestren o desentierren mundos que están más allá de la superficie de lo (parcialmente) visible.

El triunfo de los medios mecánicos de la reproducción (dentro y fuera de la esfera artística), la fotografía, el cine, el vídeo y por supuesto la televisión, reside en la liaison que mantienen con el realismo. Distanciamiento y neutralidad, curiosamente sinónimos  de la cercanía y de la fidelidad a lo real, son características indispensables para todo aquél o aquello que se proclame verdadero y caracterizan a unas imágenes que parecen haber sido realizadas por una máquina –si no por sí mismas.

En esta misma línea, toda una corriente fotográfica reciente, heredera de la ‘nueva’ objetividad (tan en la tradición occidental por el otro lado), parece haber encontrado la clave para negar la mirada selectiva de quien ‘realmente’ vio lo que parece estar innegable, y por ello verdadero, tal y como es ante los ojos del espectador. Pero, al mismo tiempo que se elimina al observador interno, las imágenes eliminan también su referente. Toda imagen es un fragmento finito que reduce la multiplicidad de la realidad, su universo cognitivo y simbólico, a un contexto minimizado que se encuadra en un plano que nos devuelve nada más que la pre-condición de nuestra propia mirada.

Sin embargo, la tentación de creer en la existencia de una verdad verdadera (lo que ves es lo que es) sigue allí. Parecemos dispuestos, o necesitados, a confundir la imagen con su referente, lo que fue visto por lo que vemos, pasando solícitamente por alto que lo que vemos es lo que se nos deja ver, y con ello entregándonos al juego, a veces voluntario y lúdico,  a veces impuesto y perverso, de la manipulación de nuestra percepción.

 

¿Qué hago yo aquí? apunta directamente a la ingenuidad de nuestra mirada (siempre tan gallarda a reducir la realidad a un apariencia nivelada) y con un guiño del ojo nos recuerda la importancia de no suspender la actitud crítica que requiere la contemplación de toda representación.

Aquí, lo que ves es lo que (v)es, al tiempo que lo que ves no es lo que pareces ver. El referente se aniquila, a medida que se re-crea en su in-completitud. Doble reducción, doble engaño: representaciones fotográficas de una realidad cartón-piedra que, a su vez, es la representación o reconstrucción de otra representación fotográfica anterior. Rizar el rizo, hasta perderse en la maraña de las representaciones- este es el objetivo. Re-producir y re-crearse en la mentira hasta que el referente se pierda, con el fin de subrayar que ‘en realidad’ el referente nunca está -no está con nosotros, ni en este momento, ni en este lugar.

Por Anja Krakowski.

 

 

 
< Anterior   Siguiente >
[Volver]


Inicio arrow Noticias arrow Sesión Mentirosa_____Des-en-Callando